FENACODEP

Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones

El 14 de junio fue conmemorado el 60 aniversario de la gesta patriótica de Constanza, Maimón y Estero Hondo y, por tal motivo, en el Centro de los Héroes se realizó una ceremonia para rendir tributo al arrojo y la valentía de quienes persiguieron hacer realidad el sueño de liberar a República Dominicana del dictador más sanguinario que se haya conocido en la historia del país, a Rafael Leónidas Trujillo Molina.

La ocasión, en la que estuvieron presentes las embajadas de Cuba y Venezuela, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Ministerio de Educación, el Partido de los Trabajadores Dominicanos, el Movimiento Izquierda Unida, las fundaciones Hermanas Mirabal y Manolo Tavárez Justo, así como la Federación de Fundaciones Patrióticas, era propicia para destacar la participación de tantos ciudadanos de naciones vecinas que hicieron causa común con el pueblo dominicano, que arriesgaron sus vidas en esa expedición.

Isabel Vargas, presidenta de la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, informó que este 60 aniversario hace reflexionar sobre que Trujillo y su régimen no eran indestructibles, que era débil, a pesar de su sangrienta dictadura.

“En estos 60 año les rendimos homenaje a esos héroes y nos compromete a continuar con el legado de su programa mínimo de mejoría de la seguridad, la educación y la salud”, dijo Isabel, hija del combatiente Mayobanex Vargas.

El viceministro de Educación Luis de León, dijo en acto que “estamos aquí para recordar a los 200 jóvenes que el 14 de junio del año 1959, no preguntaron por la extensión y la realización de la vida y por el compromiso familiar, sino preguntaron por la libertad y la democracia de República Dominicana”.

Durante el acto, celebrado en la explanada frontal Pedro Henríquez Ureña de la institución, el director del Gabinete Ministerial, Henry Santos, pronunció unas palabras en nombre del ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, en el que destacó el esfuerzo que hicieron los héroes del 14 de junio para que hoy la patria sea libre para los dominicanos.

De su lado, el sobreviviente comandante Delio Gómez Ochoa,  expresó su agradecimiento al pueblo dominicano “que ha sabido desde su fundación hacer de pie lo que siempre los obligaron hacer de rodilla”.

Aseguró que lo único que les resta a los dominicanos es seguir avanzando en el mismo camino de las ideas que trajeron al país a los combatientes del 1959.

Ochoa dijo “Pienso que, por ese camino, sin olvidar las ideas, se pueden convertir también en un pueblo de los más felices de la tierra. Creo que el sacrificio aportado por los héroes de junio merece, como decía el Quijote a Sancho: por esta causa se puede y debe aventurar la vida”.  

La gesta patriótica

Se recuerda que 200 jóvenes entre dominicanos, cubanos, puertorriqueños, venezolanos, estadounidenses, guatemaltecos y españoles, llegaron los días 14 y 20 de junio de 1959.

Los libertarios estuvieron comandados por Enrique Jiménez Moya y el cubano Delio Gómez Ochoa. En el avión, piloteado por el venezolano Julio César Rodríguez y el expedicionario dominicano Juan de Dios Ventura Simó, ex capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, vinieron 56 combatientes. 

El aparato emprendió vuelo después de dejar en tierra a los expedicionarios. Por otro lado, 121 hombres a bordo del yate “Carmen Elsa” desembarcaron por Maimón, y eran comandados por los doctores José Horacio Rodríguez Vásquez y Virgilio Mainardi Reyna; los del yate “Titina” eran 48 expedicionarios comandados por Rafael Campos Navarro y Víctor Manuel Mainardi Reyna (a) Silín, quienes desembarcaron por Estero Hondo.

Estos libertadores llegaron al país con la finalidad de poner fin a casi 30 años de dictadura. Los ataques fracasaron, pero tuvieron desastrosas repercusiones para el régimen. Casi todos los jóvenes fueron exterminados en pleno campo de batalla, en tanto que otros fueron apresados y torturados por el régimen trujillista. 

Sobrevivieron a la gesta de junio los dominicanos Poncio Pou Saleta, Mayobanex Vargas, Francisco Medardo Germán, el cubano Delio Gómez Ochoa y el jovencito Pablito Mirabal.

La inmolación de los héroes de junio promovió la agitación de la juventud dominicana, que ya había sido conmovida por el mensaje de libertad de la Revolución Cubana. Según destacan varios historiadores, esto originó el surgimiento de un vasto movimiento clandestino, el movimiento 14 de junio, liderado por el sector más comprometido con la libertad de la juventud dominicana. Alrededor de dos años más tarde, el 30 de mayo, Trujillo caía abatido a tiros por antiguos colaboradores y amigos; y, en menos de un año, la familia Trujillo abandonaba el país. Sin embargo los remanentes de la dictadura trujillista no pudieron ser extirpados del sistema político.

Según recuerda Delio Gómez Ochoa, al ser entrevistado por medios de comunicación dominicanos, al cumplirse el 58 aniversario  de la gesta, en 2017, 

“El problema no estaba en eliminar a un hombre, el problema era cambiar un sistema que era lo que proponía el manifiesto que traíamos”. La intención de cambiar ese sistema, dice el comandante Gómez Ochoa, quedó plasmada en el manifiesto que trajeron los combatientes, que planteaban puntos específicos de cambios en lo económico, político y cultural. “Nada de eso se dio”, afirmó.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.